¿Cómo reavivar el amor en pareja de la mano de Dios?

Cuando los años de matrimonio “pesan” quizá por las costumbres, la rutina, las discusiones y la falta de comunicación; puedes llenarte de tristeza y confusión. Empiezas a dudar, a pensar cosas sin sentido y a llenarte de inseguridad y miedo al fracaso. Hoy en este artículo queremos que sepas que el canal Cristovisión siempre será una compañía para ayudarte a encontrar una solución de la mano de Dios.

Por eso todos los días haz pequeños actos de esperanza reafirmando tu Fe a Dios y tu confianza absoluta en su ayuda por medio de Gracia sacramental.

Puede ser que a veces te invada la depresión, entre otras cosas porque piensas que únicamente cuentas con las fuerzas humanas, en este caso solo con las tuyas y eso no es verdad.

Quizá también porque desconfías del poder de Dios pues no le ves ni derecho ni revés a tu cónyuge ni a tu matrimonio.

Pero ¿sabes? Dios si se lo ve. Cuando sientas que el dolor te invade pide a Dios que te dé la capacidad de ver en él a otro Cristo y comiénzale a mirar con compasión y ternura, como a un niño herido porque así está, muy lastimado por su historia de vida que no ha podido -o no ha querido- sanar.

Persevera, a ti no te importe si el otro no tiene interés. Persevera porque tu oración hará que Dios toque su corazón y entonces vendrán aún milagros más grandes.

Hasta que de corazón no te postres de rodillas a Dios y le digas con absoluta confianza: «te entrego absolutamente todo de mí, mi matrimonio, mi marido, mis hijos, mis rencores, todo lo que siento y a partir de hoy tomo mi Cruz con alegría y acepto tu voluntad», no experimentarás paz y gozo aun en medio de los peores problemas matrimoniales.

Justo eso es la Cruz, ser obediente a Dios siempre aceptando su voluntad y su voluntad es que tu matrimonio se salve. Sólo necesita que confíes en Él y que creas en sus promesas.

Los milagros existen y tú puedes ser uno

Ten siempre presente que el divorcio nunca será la solución para ninguna crisis matrimonial. La solución siempre será la conversión de los corazones por medio de Cristo y su gracia sacramental que es santificante.

 

Publica: Coordinación de Prensa y Comunicaciones Canal Cristovisión

 

Síguenos en nuestras redes sociales

Facebook

Twitter

Instagram

Youtube

 

Posted by carlosblanco