4 consejos para que los propósitos de Año Nuevo no se queden en buenos deseos

El  P. José Luis González Santoscoy,  dirige un apostolado en redes sociales; en la cual propone cuatro consejos para que los propósitos del Año Nuevo no se queden solo en buenos deseos.

 

 

 

 

“Muchas veces hemos hecho ciertos propósitos que muy pronto los abandonamos: dejaré de fumar, haré más deporte, bajaré de peso, correré un maratón, seré más feliz, etc.”, agrega.

Ante esta realidad, el sacerdote sugiere 4 consejos a seguir para que los buenos propósitos sí lleguen a hacerse concretos:

1.- Menos es más

“No trates de abarcar mucho porque abandonarás todo. Es importante que te plantees un objetivo que te atraiga y sea posible de realizar, ya que en ocasiones nos ponemos una lista interminable de cosas por cambiar, porque queremos ser perfectos de la noche a la mañana y esto termina siendo una carga pesada que nos mata en lugar de motivarnos”, asegura el sacerdote.

2.- Fíjate un objetivo concreto

“Sé específico en lo que quieres para que logres obtener resultados”, sugiere el presbítero.

“Por ejemplo, a veces decimos, seré el mejor papá, eso no ayuda, más bien ¿Qué me llevará a ser mejor papá? Por ejemplo, pasaré más tiempo con mi esposa y mis hijos. Sé específico y busca propósitos concretos”.

3.- Un día a la vez

“Si piensas que tu objetivo lo vas a trabajar los 365 días del año, en automático pensamos que es muchísimo, por ello hay que vivir un día a la vez. Hoy tienes la oportunidad de cambiar hábitos negativos, hoy me decido a ser más cariñoso”.

“No excedas tus propias limitaciones y vive un día a la vez, esto te ayuda a ir obteniendo resultados visibles y reales, lo cual te motivará bastante porque irás aumentando en confianza al ver resultados”, exhorta el sacerdote.

4.- Busca una red de apoyo

El P. González anima a conversar con la familia y los amigos sobre estos propósitos para que ellos también “te ayuden y te motiven. En ocasiones podemos flaquear y necesitamos de alguien que nos ayude a retomar el camino”.

“Vivir una vida sin propósitos que nos ayuden a cambiar nos lleva a vivir una vida sin esperanza. Por eso, no le tengas miedo al cambio, es importante luchar y siempre avanzar”, asegura.

“Recuerda que en la medida en que estemos cerca del Señor, Él nos ayudará a perseverar, nunca te des por vencido”, concluye.

 

*************
Publica: Coordinación de Prensa y Comunicaciones Canal Cristovisión
Fuente: ACI Prensa

 

Síguenos en nuestras redes sociales

Facebook

Twitter

Instagram

Youtube

 

Posted by editor22