• III Domingo de Adviento - Ciclo A

    Viernes, Diciembre 13, 2019

    Queridos hermanos. Como comunidad cristiana católica nos reunimos hoy para celebrar el tercer domingo de adviento. Como los dos domingos anteriores, con la fe y la confianza puesta en Dios, encendemos ahora la tercera velita de la corona de adviento y ponemos nuestra esperanza en el buen Dios que nos guía con su palabra hacia el encuentro con el niño de Belén.

    Dos personajes nos han acompañado en estas reflexiones: Isaías, el profeta del Antiguo Testamento, y Juan el Bautista, el precursor de Jesús. El mismo Jesús afirmará cosas realmente maravillosas sobre Juan el Bautista “Os aseguro que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan el Bautista” (Mt11,). No hay duda que el testimonio del último profeta del antiguo testamento, marcó la vida y el ministerio de Jesús en su compromiso total por el reino de su Padre del cielo.

    Lo que Juan el Bautista esperó, anunció y envió a preguntar: “¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro? (Mt 11,), recoge todos los anhelosdel pueblo de Israel que estaba ya cansado de esperar tantos falsos mesías que traían solo mentiras y desilusiones. Es por eso que la respuesta de Jesús se convierte en la confirmación esperada desde muchos siglos atrás: “Id a anunciar a Juan lo que estás viendo y oyendo” (Mt 11,). En la memoria de los primeros cristianos, la imagen y testimonio de Juan el Bautista fue bastante importante por su cercanía con el Señor Jesús; pero más que Juan, es el mismo Jesús quien llegaría a transformar radicalmente la forma se ser, de pensar y de actuar de los que lo seguían. Jesús, con sus palabras y acciones logró acercar al pueblo a Dios como nadie lo había hecho jamás. Fue tan intenso y significativo lo que hizo Jesucristo cuando estuvo en medio de su pueblo, que las primeras comunidades cristianas luego de su resurrección y ascensión al cielo; ansiaban que su retorno glorioso o segunda venida fuera muy pronto; de allí la expresión tomada del nuevo testamento: “Tened paciencia también vosotros, manteneos firmes, porque la venida del Señor está cerca” (St 5,).

    Que estas palabras del Apóstol Santiago se constituyan para nosotros como fuente de fe y esperanza frente a tantas noticias trágicas que nos consternan profundamente; frente a nuestros propios comportamientos que nos entristecen y ante las acciones de los otros que nos cuestionan y afectan. Le pedimos a Dios que esta semana en donde empezaremos a rezar nuestra tradicional novena de aguinaldos; pueda hacerse realidad la invitación del profeta Isaías en la primera lectura de hoy: “Fortaleced las manos débiles, robusteced las rodillas vacilantes; decid a los cobardes de corazón: Sed fuertes, no temáis. Mirad a vuestro Dios, que trae el desquite” (Is 35,). Celebrar el tiempo de adviento es una bella oportunidad para dar testimonio del amor y la cercanía que tenemos a Jesús nuestro salvador y Mesías.

    Al reflexionar sobre el mensaje de la Palabra de Dios en este tercer domingo de adviento hacemos especial énfasis en la esperanza y la alegría que nos produce la espera del Señor. Como comunidad de creyentes nos reunimos alrededor de la Eucaristía para celebrar con entusiasmo la espera de su nacimiento y el gozo seguro de que vendrá como rey de la misericordia, el amor y la paz. Aprovechemos la gracia especial que se nos da en esta celebración cuando experimentamos un encuentro serio y personal con Dios que transforma nuestra vida de la misma forma transformó la vida a tantas y tantas personas de su tiempo y de todas las épocas hasta hoy.

    Que en esta semana demos testimonio con valor y paciencia del Señor, nuestro salvador esperado y confiando siempre en sus promesas: “El Señor mantiene su fidelidad perpetuamente, hace justicia a los oprimidos, da pan a los hambrientos. El Señor liberta a los cautivos” (Salmo 145).

Anteriores Homilias

  • Viernes, Octubre 25, 2019

    Me llama poderosamente la atención el mensaje que la palabra de Dios quiere dejarnos en este trigésimo domingo del tiempo ordinario: “Antes que todo, Es necesario poner la confianza en Dios, antes que ponerla en nosotros mismos”. No es difícil constatar la existencia de personas que le dan mayor valor e importancia a la apariencia antes que a la autenticidad, a la verdad, a la transparencia.

  • Viernes, Octubre 11, 2019

    En este mundo que es considerado globalizado en el cual podemos compartir con diferentes personas y culturas; además de conocer en tiempo real lo que sucede en todo el orbe, nos encontramos con situaciones y hechos que pueden ser considerados como paradójicos y por qué no decirlo, contradictorios.

  • Viernes, Octubre 04, 2019

    A lo largo de estos meses en nuestro país hemos discutido en diferentes ambiente acerca de lo mejor que pueda pasarle a nuestro país. Seguramente no hemos parado de dialogar y algunas veces "apasionadamente" en la familia, en el trabajo y en la calle sobre las decisiones mas adecuadas que hemos de tomar y que hoy refrendaremos con nuestro voto.

D L M M J V S
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31